¿Cuánto puede ganar al mes un Agente Inmobiliario Independiente?

Últimamente han proliferado en el sector de la comercialización inmobiliaria Redes de Agentes independientes, como EXP o SAFTI, una de origen estadounidense y la otra francesa, país en el que se han expandido especialmente este tipo de Plataformas. No son franquicias porque no dan ningún tipo de exclusiva territorial. Lo que proporcionan al Agente que se integra en ellas es una marca corporativa de respaldo, formación, asesoramiento en herramientas tecnológicas y algo de marketing a cambio normalmente de un porcentaje de los ingresos o, en algunos casos, una cuota fija mensual.

El fenómeno se alimenta en parte debido a la gran cantidad de Agentes autónomos reclutados por Agencias inmobiliarias locales y, sobre todo, por los marketcenter creados por los franquiciados de las grandes marcas americanas como RE/MAX, CENTURY 21 o KELLER WILLIANS y que ofrecen a este tipo de colaboradores comerciales un espacio físico de coworking, además de formación y herramientas de productividad. Algunos de estos Agentes se independizan con el tiempo, pensando en volar por su cuenta después de haber aprendido el oficio. También ha contribuido a este fenómeno el que la Inspección de Trabajo ha empezado a considerar la figura de autónomos dependientes, perfectamente reflejada en el preámbulo el último convenio sectorial firmado por patronal  sindicatos del sector, como “falsos autónomos”, asimilando a este perfil profesional con los riders que hace el reparto de comida a domicilio. Cosas de la política.

En realidad, el sector de la comercialización inmobiliaria en nuestro país da para todo. El ejercicio de la profesión de Agente inmobiliario no está regulada y apenas tiene como barrera de entrada contar con el know how preciso, que se puede adquirir de forma relativamente fácil y asequible. También es muy conveniente contar con un software específico tipo CRM inmobiliario, de los que hay casi una docena en el mercado, y contratar los servicios de un portal inmobiliario tipo idealista o Fotocasa, o ambos. Todo dependerá de la cartera de inmuebles que acabas captando y vendiendo. La decisión más crítica en este sentido es el modelo de captación, que puede ser en exclusiva o en abierto. El primero exige un mayor esfuerzo que el segundo (convencer a un propietario que te de un mandato en exclusiva no es fácil), pero es mucho más satisfactorio profesionalmente y, si lo haces bien, más rentable económicamente.

Y ahora la gran pregunta: ¿Cuánto puede sacarse al mes un Agente inmobiliario que trabaje al margen de cualquier marketcenter o, incluso, de cualquier Plataforma de Agentes?. Antes de responder a esta pregunta, habría que definir con qué porcentaje de comisión se trabaja. En el caso de trabajar con mandatos en exclusiva, lo normal es que el propietario pague la comisión completa, que para una Agencia inmobiliaria se mueve entre el 4 y el 6%. Cada vez hay más territorios en España que adoptan la costumbre de cobrar a las dos partes. Todo va a depender en gran parte del prestigio de la marca inmobiliaria -personal o corporativa- y de la potencia de marketing que ofrezca al propietario a la hora de vender su propiedad. Si se quiere competir exclusivamente con la marca personal, sin respaldo de una estructura física, sería razonable que la comisión estuviera al menos un punto porcentual por debajo del estándar del sector: entre un 3 y un 4%. En los ingresos medios de los Agentes independientes faltan estadísticas regulares y precisas, como en casi todos los aspectos del negocio inmobiliario. Las escasas estadísticas fueron publicadas por UCI (Unión de Créditos Inmobiliario), una entidad financiera participada por Santander y BNP Paribas, que comercializa hipotecas a través de inmobiliarias. En un estudio presentado en 2010, las Agencias inmobiliarias en España, vendían una media de 1,5 viviendas al mes. De este dato podemos partir para calcular que un Agente autónomo debería acercarse a una media de 1 vivienda vendida al mes. Parece escaso pero significa muchísimo trabajo de presencia local y relaciones sociales. Con un precio medio por vivienda de 250.000€ y una comisión aproximada del 2%, eso significa que los ingresos mensuales rondarían los 5.000€/mes, de los que habría que deducir gastos, incluida cuota de autónomos, coworking, marketing y tecnología. A grandes rasgos, un Agente inmobiliario autónomo con cierto éxito en su trabajo estaría bastante por encima del sueldo medio mensual de un empleado en nuestro país, que fue de 2.520€ en 2023. No está nada mal para un emprendedor autónomo.

Comparte este artículo

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas