Los que más tiempo llevan en el negocio inmobiliario saben que este es un mercado tan sensible a los devenires sociales, políticos y económicos que están ya curtidos en tener que improvisar sus estrategias y decisiones según les van cambiando las cartas de la mano. Esto no quiere decir que sea fácil, ni que sea agradable ni que haya alguien acostumbrado a las crisis y a las minicrisis. Sin embargo, es verdad, que el Agente inmobiliario o broker curtido es el rey de la resiliencia y ese dicen, es el gran valor para los trabajadores del siglo XXI. 

Dicho esto, la crisis del COVID-19 ha venido como un jarro de agua fría. El mercado estaba intentando ya olvidar la Gran Crisis del 2007 y estábamos asentando modelos de negocio más profesionalizados y con nuevas herramientas y soluciones cada vez más ajustadas a los nuevos públicos jóvenes que por fin se unían al mercado tras su desaparición las últimas dos décadas. Y ahora esto.   

Es cierto que esta nueva situación única en la historia nos llena de incertidumbre y es fácil que esto se convierta en miedo. Siendo realistas habrá bastantes Agencias pequeñas que no puedan sobrellevar este tiempo en pausa y decidan liquidar y después ver qué pasará cuando se reanude la actividad. 

Sin embargo, para los que por suerte tienen pulmón en el negocio y/o fuerzas para continuar, estos días sin actividad comercial pueden convertirse en el «regalo» de tiempo que siempre estáis pidiendo

El trabajo del agente inmobiliario está repleto de urgencias: pequeñas tareas de seguimiento, llamadas, papeleos, rellenar informes, hacer visitas… todo cosas necesarias, sí, pero todas cuestiones del HOY. Practicamente nunca tienen tiempo para pensar en MAÑANA y qué decir, en el año que viene. 

Si es una agencia grande con estructura muy definida, esos planteamientos debe hacerlos gerencia pero no es lo habitual. 

Por eso, tras el desánimo y miedo inicial, desde nuestra visión de marketing debemos aprovechar este tiempo para hacer muchas cosas que son importantes a medio y largo plazo para el negocio inmobiliario, para las que normalmente no tenéis tiempo y que harán que cuando la crisis del coronavirus pase vuestra Agencia sea un negocio mejor, más fuerte y más eficiente que antes. 

FORTALECE TU AGENCIA INMOBILIARIA DURANTE LA CRISIS DEL COVID-19

1. BASE DE DATOS

Los emails que se han rebotado, los clientes (recientes) mal registrados, los cierres que no están contemplados como posibles referentes… y por supuesto! los datos que nos faltan. Es el momento perfecto para que al menos a los clientes que vendieron, compraron o alquilaron con nosotros los llamemos, les preguntemos cómo están y les pidamos el email si es que no lo tenemos. 

2. MATERIALES CORPORATIVOS

Un flyer de presentación de servicios, un dosier corporativo, la web de la empresa… cuestiones cruciales para la primera impresión de vuestra agencia y que siempre están en el último lugar de las tareas diarias. Es el momento de afrontarlos. 

3. STOCK DE PAPELERÍA

Tarjetas de visita, carpetas, hojas de visita, encuestas, carteles, libretas… es el momento de hacer un pequeño inventario, valorar si pedir nuevas tiradas o planificar cuando habría más o menos que hacerla para no quedarnos sin material y.. ¿Qué tal si incluso un rediseño más actual?

4. MATERIALES DE AGENTE

Ya hemos hablado de las tarjetas de visita pero seguro que tus agentes usan más materiales que es muy probable que haya que renovar ¿¿No usan nada más?? ¡Mejor todavía! es el momento de poner remedio a esta situación tan desfavorable para ellos y tu marca. 

5. PROSPECCIÓN

¿Cómo capta propietarios tu agencia? Es una cuestión fundamental para afrontar lo sólida que es la base de tu negocio. Revisa los caminos por donde llegan clientes, busca las formas de ampliar esos caminos y la forma de que por cada uno de ellos te lleguen más. 

6. PLANIFICACIÓN

Este año es ya «palomita suelta», toda la estructura que conocemos de festividades, trimestres y vacaciones se nos ha ido al traste. Sin embargo, la mayoría de los eventos cancelados buscarán nuevas fechas y el año que viene volveremos a empezar. ¿No sería buen momento para planificar en qué queremos estar presentes, de qué forma y qué necesitamos para ello?

 7. OFICINA

Años llevas pensando en ordenar, reubicar muebles, cambiar el escaparate e incluso en pintar ¿Va a haber un momento mejor que estos días? Planifica y gestiona presupuesto si te hacen falta. Volveremos a estar a medio gas (sí podrá ir el pintor o tú mismo a la oficina cuando aún los clientes no vuelvan a las calles) y será el momento de ejecutar lo que hayas previsto. 

8. DIGITAL 

Ya hemos hablado de la web, pero tu Agencia inmobiliaria puede ser mucho más digital que eso y podría ayudar mucho a tu negocio que todas las gestiones fueran más telemáticas, abrir canales de captación online, de consulta, de fidelización de clientes… Si aún no le has cogido el gusto a las redes sociales corporativas es el momento, por ejemplo. 

9. PROTOCOLOS

Sobre todo si tienes un equipo comercial grande, es muy fácil que sin un control y una formación constante y una visión de negocio clara, cada agente termine trabajando de una manera muy distinta al resto. Cada uno tiene su personalidad y eso es bueno y hay que respetarlo, sin embargo, la unidad de la marca es esencial. Pasos a seguir, método de trabajo, materiales utilizados, argumentario, etc. Todo eso en realidad es lo que construye tu marca, si no lo respetan no tienes marca. Es el momento de tomar el control y estructurar tu sistema. 

10. ANALIZAR

Este último punto es muy general y transversal a todos los anteriores. Analiza. Analiza todo de tu negocio. Qué haces, qué no haces que hace la competencia, qué hacen y cómo lo tus agentes para captar, para convertir clientes, para enseñar viviendas, para anunciarlas, para cerrar operaciones… qué ofrecéis a cambio de la exclusiva, qué servicios de valor añadido y cómo los comunicáis… es el momento de abrir los ojos y la mente a la realidad de vuestras Agencias porque diariamente no tenéis tiempo. 

Esto puede suponer un antes y un después en la profesionalización de vuestro negocio. 

Ojalá la lectura de este post os anime a empezar a aprovechar este tiempo y refortalecer vuestras agencias inmobiliarias.  

 

Patricia Magro
WhatsApp chat